!Bienvenidos a bordo!

Volar en aviones de pasajeros se ha convertido en una experiencia confortable y hasta placentera, bueno en realidad siempre lo ha sido, pero ahora está al alcance de más personas; desde un vuelo corto de una hora hasta cruzar el mundo a través de una conexión y dos vuelos de trece horas, volar de pasajero siempre es una aventura así como volar de piloto; los movimientos y las vibraciones, los sonidos a bordo, el período de tiempo de cumplimiento obligatorio te ofrece la posibilidad de relajarte o entretenerte de las muchas maneras disponibles, todo aquello en la atmosfera que motiva el viaje como puede ser el regreso a casa o al trabajo, las esperadas vacaciones, negocios productivos, fracasados o una tragedia familiar; siempre hay algo que le da al viaje una forma sentimental que envuelve toda esta tecnología.

Como piloto de línea aérea me ha tocado volar todo tipo de aviones, pequeños para vuelos de cuatro horas, medianos que pueden cruzar el atlántico y de largo radio que pueden cruzar el pacífico, pero también me ha tocado recorrer el mundo de pasajero; con un promedio de cuarenta horas mensuales a bordo durante los últimos dos años  volando como un simple viajero en clase económica y ejecutiva. Durante este tiempo he podido recabar información útil al pasajero y analizarla desde el punto de vista de un piloto para ofrecerla a todo aquel que desee hacer algo más en pro de su comodidad a bordo, en el aeropuerto o en casa durante el planeamiento del viaje, todo esto desde una perspectiva de mente abierta será que podremos responder preguntas como: ¿Qué le agrada o le molesta a la tripulación? ¿Cuáles son los límites de lo que puedo hacer como pasajero a bordo? ¿Por qué hay cosas prohibidas? ¿Dónde termina la privacidad de un pasajero y comienza la del otro? Así como también opiniones sobre los asientos más cómodos y cómo conseguirlos, algunos consejos útiles sobre el servicio a bordo, el diseño del asiento, el uso de accesorios de viajero, la interacción con otros pasajeros y con la tripulación así como anécdotas de aeropuerto y a bordo.

Este es un proyecto que ha salido como resultado de años de preguntas de amigos como por ejemplo ¿Por qué tengo que apagar el teléfono o ponerlo en modo avión? Pero por supuesto entendiendo que lo que en realidad quisieron preguntar fue ¿Qué pasa si no lo pongo en modo avión? Y con este sentido trataré de responder lo que en realidad se preguntaron en un principio; en breve el primer artículo por la Puerta 5 (Gate 5)